Tarta Tres Chocolates sin Cuajada

  • Tarta Tres Chocolates

  • Pastel de Chocolate

  • Tarta de Chocolate

  • Tarta Tres Chocolates
    Thermomix

  • Tarta Tres Chocolates
    Tradicional


  • "Tarta Tres Chocolates sin Cuajada"

    Receta de Tarta Tres Chocolates sin Cuajada





    Os enseñamos a continuación a preparar una tarta tres chocolates sin cuajada, una tarta que resulta igual de rica que la de siempre pero que presenta esta variante al sustituir la cuajada por gelatina.

    Ingredientes:

    - 500 ml de leche entera
    - Un litro de nata liquida
    - 225 gramos de chocolate blanco
    - 225 gramos de chocolate negro
    - 225 gramos de chocolate con leche
    - 250 gramos de galletas
    - 125 gramos de mantequilla
    - 6 láminas de gelatina neutra


    Preparación:

    Para elaborar esta tarta tres chocolates sin cuajada utilizaremos un molde de 24 centímetros que además es desmoldable, la mejor opción para desmoldar fácilmente la tarta a la hora de servirla. El tamaño es el adecuado para la cantidad de ingredientes indicados, si usas uno más pequeño, ajusta las cantidades pero sin romper la proporción de los mismos, ya que si no la tarta no saldría como debiera. Comenzamos con la receta paso a paso.

    Empezamos preparando la base de la tarta, la cual haremos triturando las galletas de la forma que quieras, pero hay que dejarlas totalmente desechas. Nosotros os recomendamos usar una trituradora, quedan perfectas. Usa las galletas que prefieras, todas quedan bien para la base. También vamos a derretir ligeramente la mantequilla y la mezclamos con las galletas trituradas en el vaso de una batidora, usando la propia batidora con unas varillas, hasta conseguir una pasta cremosa y homogénea. Con esta pasta de galletas y mantequilla cubrimos el fondo del molde elegido para preparar la tarta, apretando bien para que quede bien prensada.

    Tras hacer la base guardamos el molde en la nevera para que la misma se vaya compactando y endureciendo con el frío, formando así una buena base para la tarta. Mientras tanto vamos a ponernos a preparar el resto de ingredientes para acabar de hacer la tarta. Ponemos las láminas de gelatina a hidratar en abundante agua fría, y por otro lado mezclamos en un recipiente la nata y la leche, de forma que queden bien integradas. Intenta que la nata sea de 35% m.g., ya que da más cuerpo a la tarta.

    De la mezcla anterior vamos a separar medio litro para cada capa de la tarta, las cuales se preparan de forma similar, cambiando un poco los ingredientes que se añaden. Empezamos con la primera capa, así que echamos ese medio litro en un cazo y lo ponemos a calentar a fuego medio, agregando el chocolate blanco en trozos y dos láminas de gelatina hidratadas y escurridas. Sin dejar de remover para que se espese la mezcla, esperamos a que empiece a hervir, entonces apartamos del fuego y vertemos esa mezcla sobre la base de galletas y mantequilla que teníamos enfriando en la nevera.



    Hay que dejar cuajar un poco la primera capa de la tarta, mientras preparamos la segunda, lo que haremos de la misma forma que la anterior, pero cambiando el chocolate blanco por el chocolate con leche, el resto se hace igual, con los mismos ingredientes y el mismo procedimiento. Una vez esté lista esta segunda mezcla, antes de echarla sobre la que ya teníamos enfriando, haremos sobre esta unas ralladuras con un tenedor, para que al verter la siguiente capa no se resbale una sobre otra. Y de nuevo se mete en la nevera el molde para que vaya cuajando y enfriándose lo que llevamos hecho de la tarta. Para la tercera capa usamos el chocolate negro, y hacemos lo mismo, hirviendo la mezcla de ingredientes, rallando la segunda capa y vertiendo la tercera sobre ella.

    Con la tarta ya lista, se mete en la nevera durante unas 24 horas, ya que para poder desmoldarla y servirla de forma correcta y sin que se venga abajo, tiene que estar bien cuajada. Al desmoldarla hazlo con cuidado, sobre todo si no has empleado un molde desmoldable, y sirve siempre la tarta bien fría, para disfrutar de todo su sabor. Y esperamos que disfrutéis preparando esta tarta tres chocolates sin cuajada, y que guste a tus invitados.